septiembre 24, 2021

Manualidades en casa

Encontraras muchas imaginaciones para decorar tu casa

Qué 😍🥰💖tomar y qué hacer para reducir el dolor de Menstrual💖💖😍🥰

Tomar un ibuprofeno antes de que el dolor de regla sea intenso o recurrir a infusiones de jengibre una semana antes de la menstruación son una solución rescate. Pero hay otras medidas que ayudan a desinflamar el organismo y evitan que la regla duela en exceso.

Qué tomar y qué hacer para reducir el dolor de regla

Actualizado a 18 de mayo de 2021, 08:40

  • ES NORMAL QUE LA REGLA DUELA UN POCO
  • LA SOLUCIÓN DEL IBUPROFENO
  • OBJETIVO: DESINFLAMAR
  • MENOS HIDRATOS SIMPLES
  • MÁS EJERCICIO Y MENOS ESTRÉS
  • JENGIBRE LA SEMANA ANTES
  • VITAMINAS ANTIINFLAMATORIAS

La regla es un mecanismo inflamatorio y es normal que provoque molestias. Lo que no es normal es que duela en exceso, a no ser que haya una patología como, por ejemplo, la endometriosis.

La Dra. Laura Cortés, ginecóloga de Women’s Carmona Dexeus explica a Saber Vivir qué podemos tomar para aliviar ese dolor de forma puntual pero, sobre todo, nos da claves para que la regla no nos llegue a incapacitar hasta el punto de tener que quedarnos en casa.

Cuando eso ocurre es porqué hay una inflamación de base que se suma a la que provoca la regla, cosa que puede dejarnos fuera de juego.

ES NORMAL QUE LA REGLA DUELA (UN POCO)

Tanto la ovulación como la regla son mecanismos inflamatorios, por eso es normal sentir molestias. Pero molestias no quiere decir dolor, y mucho menos intenso.

  • En la ovulación el folículo crece y expulsa el óvulo, y ese proceso se acompaña de inflamación.
  • En la regla tu endometrio es mucho más grueso (la progesterona generada en la segunda parte del ciclo se encarga de crear una capa en el endometrio para albergar un posible embrión) y el músculo liso del útero se contrae para expulsar esa capa, que en realidad es la menstruación. Por tanto, nuevamente es este proceso el que causa inflamación y molestias.

LA SOLUCIÓN DEL IBUPROFENO

Si la regla es un mecanismo inflamatorio, es lógico que sean los fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno los que funcionen para aliviar el dolor.

Ni el paracetamol ni la aspirina se aconsejan porque son analgésicos pero no antiinflamatorios, por tanto no van a combatir la causa del dolor de regla que, insistimos, es la inflamación.

Además, la aspirina puede aumentar el sangrado, y si ya tienes reglas abundantes puede ser un inconveniente.

La ginecóloga recomienda no esperar que el dolor sea intenso para tomar un ibuprofeno, sino tomarlo cuando se inician las molestias.

«Si te esperas a que duela mucho probablemente el ibuprofeno apenas te alivie. Puedes tomar un ibuprofeno cada 8 horas los dos primeros días de regla, normalmente cuando más duele, o incluso empezar el día antes si ya notas molestias», explica.

  • Los días de más dolor también funciona aplicar calor local para reducir la inflamación porque actúa como vasodilatador.

OBJETIVO: DESINFLAMAR

La Dra. Cortés asegura que, aunque no pasa nada por recurrir a un ibuprofeno si te duele la regla, este fármaco Â«es solo un parche, no vas a la raíz de problema».

«Lo ideal es intentar que tu cuerpo esté desinflamado para que procesos como la regla no lleguen a doler como para necesitar un antiinflamatorio», aconseja.

Normalmente, cuando la regla duele mucho no es por patologías ginecológicas como los ovarios polquísticos o los miomas, sino porque hay una inflamación generalizada. Otra cosa distinta es la endometriosis, que es una enfermedad inflamatoria.

Pero, ¿cómo reducir el nivel de inflamación del organismo para que la regla duela menos?

MENOS HIDRATOS SIMPLES

La Dra. Laura Cortés nos da algunas pautas para combatir esa inflamación de base que multiplica el dolor menstrual.

  • Reduce los hidratos de carbono simples. Los azúcares y los cereales refinados son inflamatorios. Reduce los primeros y toma cereales integrales. Esta sencilla pauta es el primer paso para diminuir la inflamación orgánica.
  • Menos leche de vaca. También favorece la inflamación. Elige yogures y queso (y mejor de oveja o cabra) en lugar de leche durante esos días.
  • Evita le alcohol y los productos procesados.

«Simplemente reduciendo los hidratos simples y la leche de vaca, las pacientes con dolor de regla ya mejoran bastante», asegura la ginecóloga.

MÁS EJERCICIO Y MENOS ESTRÉS

La actividad física también es un gran antiinflamatorio. Lo ideal, explica la especialista, es realizar ejercicio moderado de forma regular y, si es posible, por la mañana. Caminar cada día entre 30 minutos y 1 hora es una buena opción.

Otro factor que influye es el estrés. En los estados nerviosos se liberan muchas citoquinas proinflamatorias y empeoran los dolores menstruales.

  • Por eso los días previos a la regla convendría realizar actividades relajantes como el yoga (10 o 15 minutos por la mañana son suficientes).

Y si llevas un ritmo muy intenso, convendría reducir la actividad, sobre todo si antes o durante la regla sufres migrañas.«Cada vez hay más evidencia de que las migrañas relacionadas con la regla son como una especie de aviso de que el cuerpo debe bajar el ritmo«, asegura la Dra. Cortés.

JENGIBRE LA SEMANA ANTES

Días antes de la regla se activa toda una cascada inflamatoria. En concreto, se activa la enzima Cox 2:

  • La Cox 2 estimula las citoquinas inflamatorias. También genera prostaglandinas y estas provocan contracciones uterinas, lo que genera molestias.

De hecho, lo que hace el ibuprofeno es inhibir la Cox 2, por eso reduce la inflamación y alivia el dolor. Pero hay formar naturales de inhibir la Cox 2:

  • Tomar infusiones de jengibre una semana antes de la regla tiene una gran acción antiinflamatoria.

VITAMINAS ANTIINFLAMATORIAS

La deficiencia de algunas vitaminas y otros nutrientes también aumentan la inflamación del organismo. Si te aseguras unos niveles óptimos, el dolor que provoca la regla no será tan exacerbado.

  • Vitamina D. El 90% se obtiene de la exposición solar. Bastan 15 minutos al día de exposición solar sin protección para tener unos niveles óptimos. Eso sí, en las horas que no suponga un riesgo para tu piel.
  • Vitaminas del grupo B (ácido fólico, B12). Se hallan en legumbres, crucíferas, frutos secos….

Si los niveles de vitamina D y del grupo B están muy bajos se pueden suplementar. Consúltalo con tu médico.

  • Y no hay que olvidar el omega 3. Es un gran antiinflamatorio. Los pescados azules son su mejor fuente. Toma dos raciones a la semana para asegurarte que en tu dieta abundan estas grasas buenas.
A %d blogueros les gusta esto: