Mascarillas caseras en invierno

Las mascarillas faciales caseras en invierno son una ayuda rápida y eficaz para restaurar la capa protectora de la piel. Tal cuidado le permite rejuvenecer, nutrir, hidratar, prevenir la aparición de arrugas y acné.

Las mejores recetas de mascarillas de invierno

Independientemente de la máscara que elija, pruébela en su muñeca. Es importante que no haya reacciones alérgicas a ciertos elementos que estarán presentes en las recetas.

Ahora pasemos a las recetas de mascarillas faciales caseras en la temporada de invierno para restaurar la piel de manera suave y efectiva después del clima frío, ventoso y lluvioso.

Máscara negra

La mascarilla negra es una de las más efectivas para limpiar la piel en invierno. Puede incluir arcilla negra cosmética o carbón activado finamente molido. Evita las partículas de gran tamaño, ya que en invierno nuestro rostro presenta más microfisuras por las frecuentes hipotermias e incluso por un inadecuado cuidado o aplicación de cosméticos que en verano.

Gelatina

La gelatina es un almacén de colágeno. Los cosmetólogos suelen utilizarlo cuando el propósito de la visita del cliente es restaurar la firmeza y elasticidad de la piel. Una mascarilla de gelatina en casa ayuda con los cambios relacionados con la edad: arrugas, letargo y manchas de la edad.

Para preparar una máscara, tome 1 cucharadita de gelatina y 1 cucharada. una cucharada de leche. Calienta la mezcla al baño maría hasta que la gelatina se disuelva por completo. Enfriar y agregar la clara de huevo. Aplicar sobre la piel del rostro limpia. Despegue después de 20 minutos.

Para piel seca

Para pieles muy secas en invierno, necesitarás una mascarilla facial extra nutritiva , que además podrás preparar fácilmente tú misma en casa.

En esta receta, no es necesario mezclar nada por adelantado. Prepare solo la yema de huevo batida. Ahora aplica el aceite sobre la piel limpia. La siguiente capa será la yema. Debería ser suficiente para otras 2-3 capas. Por lo tanto, no se apresure a aplicar toda la yema en la cara de una vez. La máscara se deja en la cara durante 10-15 minutos y luego se lava con agua.

Miel

La segunda versión de una mascarilla facial nutritiva consiste en 1 cucharada de miel, yema, aceite vegetal y jugo de limón. Algunos de los componentes suavizan la piel, mientras que el otro restaura el contenido de vitaminas. Todos los ingredientes se mezclan y se aplican durante 15-20 minutos. Luego enjuague la máscara con agua tibia o una esponja y tónico.

Granos de avena / maíz

En la temporada de invierno, la piel del rostro necesita un fortalecimiento especial. Y lidia con una mascarilla de clara de huevo 100% y maíz o avena.

Se agrega 1 proteína a 1 cucharadita de la mezcla seca. Los componentes de la máscara se mezclan bien hasta que aparece espuma y luego se aplica en la cara. Dejar secar por completo. Esto suele tardar entre 15 y 20 minutos. Lávese la cara alternativamente con agua fría y tibia.

mascarilla de miel

Otra mascarilla eficaz para pieles secas que hidrata y restaura el cutis natural. Para prepararlo necesitarás:

  • 1 cucharadita de miel
  • Yema de huevo;
  • 1 cucharadita de aceite de oliva

Los ingredientes se baten intensamente durante varios minutos y luego se aplican durante 10-15 minutos. Necesitas lavarte con agua tibia.

con levadura

La mascarilla de levadura húmeda es adecuada para pieles sensibles. Necesitará:

  • 1 cucharada de leche tibia
  • 20 g de levadura;
  • 1 cucharada. una cucharada de cualquier aceite vegetal.

Triture la levadura húmeda en leche tibia (¡no use levadura seca!) Y agregue mantequilla. La mezcla resultante se asemeja a la consistencia de la crema agria. La máscara debe dejarse durante 15-20 minutos, luego lavar con agua tibia agradable y aplicar cualquier crema facial nutritiva.

con caqui

En la temporada de invierno, los caquis, como las mandarinas, son el producto número 1 en casi todos los estantes de las tiendas. Este producto es rico en una gran variedad de vitaminas, por lo que se obtienen mascarillas a base de caqui que al mismo tiempo nutren, hidratan y regeneran la piel. Por cierto, esta mascarilla combate las arrugas mímicas y detiene el proceso de envejecimiento.

¿Cómo hacer una máscara de caqui? Tome la pulpa del producto y conviértala en una papilla. No necesitas agregar nada más. Simplemente aplíquelo sobre su piel, déjelo actuar durante 20 minutos y luego lávelo con un hisopo de algodón y tónico.

Interesante: Cómo cuidar tus manos en invierno

Vitamina «bomba»

La esencia de la máscara es un alto contenido de vitaminas A y E puras. Por lo tanto, nutre perfectamente las pieles más secas. Para hacer esto, debe calentar ligeramente el aceite de oliva y luego agregar cada cucharadita de vitamina A y E. La máscara debe aplicarse en una cara ligeramente humedecida, cubrir con un paño húmedo en la parte superior. Después de 20 minutos, enjuague con agua tibia o tónico.

Para nutrir, hidratar y restaurar la elasticidad de manera efectiva, aplique mascarillas faciales al menos 2 veces por semana. Usa diferentes recetas dependiendo de las necesidades de tu piel.

Interesante: Cómo lidiar con los talones secos y agrietados

¿Qué mascarilla decidiste probar?

  •  Con miel
  •  con caqui
  •  con levadura
  •  con gelatina
  •  Vitamina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: