El colágeno es el guardián de tu juventud y belleza. Le diremos cómo mantener su producción a un nivel suficiente, sin inyecciones especiales e inyecciones de belleza.

El colágeno es una proteína de construcción del cuerpo, cuya tarea principal es asegurar la fuerza del tejido conectivo. Conecta las células entre sí, ayudándolas a mantener su forma. El colágeno está presente en varios órganos, músculos, huesos. La turgencia de la piel, y por tanto su juventud, depende directamente de ella. Cómo aumentar los niveles de colágeno de forma natural: lo descubrimos junto con la cirujana plástica Leah Gavasheli.
La producción de colágeno disminuye gradualmente con la edad. La destrucción y síntesis de colágeno en el cuerpo es un proceso continuo, pero alrededor de los 40-45 años, su producción disminuye casi 2 veces. Es a esta edad cuando comenzamos a notar los signos evidentes del envejecimiento: las arrugas faciales se vuelven más pronunciadas, el óvalo del rostro comienza a «flotar», aparecen pliegues y flecos nasolabiales, el párpado superior cuelga, la piel pierde su tono y elasticidad.

Por supuesto, existe una gran cantidad de métodos cosméticos que permiten reiniciar el proceso de síntesis de colágeno; estos incluyen inyecciones de colágeno o estimulantes de ácido hialurónico, biorrevitalización, así como técnicas de hardware como el rejuvenecimiento cutáneo con láser, ultrasonido enfocado, levantamiento de RF con microagujas.
Además, el proceso de síntesis de colágeno debe restaurarse desde el interior, ya que la cosmetología solo proporciona una transformación externa. Para obtener un resultado más completo, es necesario actuar en varias direcciones.

Presta atención a tu dieta

La nutrición debe ser equilibrada, debe estar dominada por alimentos que promuevan la regeneración de la piel: estos incluyen frutas cítricas, ensaladas, bayas, ya que contienen una gran cantidad de vitamina C, que tiene un efecto antioxidante.

También es importante prestar atención a los productos que contienen colágeno animal. Estos son caldos de huesos, ricos en pescado de mar OMEGA 3, yemas de huevo, una fuente natural de colágeno, semillas de calabaza. Es suficiente comer 1-2 huevos de gallina al día para obtener la cantidad diaria de colágeno. En este sentido, es muy útil organizar los días de pesca al menos un par de veces a la semana e incluir periódicamente un plato como carne en gelatina o áspic en su dieta.

Tomar complejos vitamínicos y suplementos dietéticos.

Está lejos de ser siempre que una cantidad suficiente de nutrientes necesarios para entrar en el cuerpo con los alimentos. Cuando esto no sucede, los suplementos especiales ayudan a cubrir el déficit.
Por ejemplo, complejos vitamínicos para cabello, piel y uñas, que contienen OMEGA 3. También existen complejos con colágeno.

Tenga en cuenta que el colágeno en estas preparaciones puede ser diferente: vegetal, animal o pescado. Dependiendo de la composición, cambia el precio y la asimilación del colágeno.
Es importante recordar que la mejora de la piel y el cabello no ocurre de la noche a la mañana. Como regla general, el colágeno se absorbe donde más se necesita, por ejemplo, en las articulaciones, y la piel permanece de forma residual. En este caso, es necesario aumentar el curso o repetirlo después de un tiempo.

Usa cremas SPF

Los rayos del sol, especialmente activos en verano, modifican la estructura del ácido hialurónico, cuya función es unir las células de colágeno y elastina. Como consecuencia, tras la exposición activa al sol, nos encontramos ante la deshidratación de la piel (pérdida de ácido hialurónico) y la aparición de arrugas (pérdida de colágeno y elastina). Este proceso se llama fotoenvejecimiento. Para evitar esto, es imperativo utilizar productos SPF, y es mejor hacerlo durante todo el año.

Deportes y masajes

Un estilo de vida activo también tiene un efecto positivo en la turgencia de la piel del cuerpo: gracias al deporte, el cuerpo se tensa y la celulitis desaparece. Esto también incluye el procedimiento de masaje, tanto hardware como manual: mejora la circulación sanguínea, promueve la respiración celular y ayuda a exfoliar la capa superior de la epidermis, lo que, a su vez, mejora la colagénesis.

Por admin

Deja un comentario