3 razones principales de los conflictos entre suegra y nuera

El enfrentamiento entre suegra y nuera es tan legendario como suegra y yerno. Los padres juegan un papel importante en la vida de sus hijos, pero es importante separarse de ellos a medida que crecen. Los mismos padres que no pudieron crecer por sí mismos y dejar ir a sus hijos adultos, y convertirse en la legendaria suegra y suegra.

Debido a sus razones internas, no pueden dar vida a la próxima generación. Deliberadamente entran en conflicto para confirmar su importancia. Exigen sumisión, porque no pueden dar un paso atrás y cuidar de sí mismos, y no de sus hijos ya grandes. Este artículo identifica tres temas principales para los conflictos entre suegra y nuera, y brinda recomendaciones sobre qué hacer en una situación de conflicto.

Razón 1. Hombre

El centro de los conflictos entre la suegra y la nuera es él, su amado hombre. Para una suegra, este es su precioso hijo, al que crió, cargó en brazos, educó y todo eso. Para una nuera, este es un esposo, un socio igualitario, de quien uno quiere atención, apoyo y amor.

Si la relación entre la suegra y la nuera se tensa, estalla una guerra entre ellas, una competencia donde el premio principal es un hombre. El resultado del conflicto aquí depende de sus tres participantes, y hay muchas opciones para el desarrollo de los eventos.

Si un hombre es adulto, autónomo, ha pasado la etapa de separación de su madre, entonces permanece del lado de su esposa. ¡Después de todo, eligió a esta mujer, deliberada y voluntariamente! Si un hombre es infantil y su madre le impidió crecer, puede fomentar la competencia. ¡Después de todo, ella halaga su vanidad! O puede ponerse del lado de la madre, y luego la nuera en su propia familia resulta ser la tercera superflua.

Conflicto por el marido

Razón 2. Vida

En una residencia conjunta o separada, la suegra y la nuera no pueden ponerse de acuerdo sobre las pequeñeces del hogar y la rutina habitual. Si la suegra resulta ser militante y controladora, interfiere profundamente en la vida familiar de su hijo y su esposa. Critica, se burla, desvaloriza y, lo más importante, enseña a hacerlo bien.

Sus consejos «invaluables» se refieren a todo: cómo cocinar los platos favoritos de su hijo, cómo limpiar los pisos, cómo limpiar el polvo, cómo lavar las camisas de su hijo. A una suegra ansiosa la atormenta la idea de que su nuera no se preocupa lo suficiente por su bebé.

Si un hombre no se ha separado de su madre, fusiona deliberada o inconscientemente toda la información con ella. Ellos, madre e hijo, pueden unirse en una dulce unión, donde con gusto lavarán los huesos de una joven.

Conflictos en la vida cotidiana

Tema 3. Niños

Cuando nacen niños en la familia, la relación entre suegra y nuera se eleva a un nuevo nivel. No todas las mujeres pueden admitir con calma el hecho de que ya se ha convertido en abuela. Decenas de estereotipos y tradiciones se asocian con este estatus. Si es abuela, entonces debe ser vieja, cubierta de arrugas, no interesante para nadie. Algunas suegras especialmente dominantes por esta misma razón prohíben que sus hijos y sus esposas tengan hijos: ¡no están listas para ser abuelas, todavía no quieren!

Hay otra categoría de suegras que esperaban nietos, y con su apariencia buscan reemplazar a su madre. Y controlar cada paso, recordando cómo criaron a sus hijos, aunque su experiencia en el siglo XXI está un poco desfasada.

Aquí es muy importante cómo se comportará la nuera. Si no tiene suficiente confianza en sí misma, puede ceder el cabeza de familia a su suegra.

Conflicto por un hijo

¿Qué hacer al respecto?

Así que aquí están las tres principales razones de conflicto. Qué hacer con ellos? Desafortunadamente, incluso ahora, cuando los psicólogos han dejado de ser demonizados y el espacio personal ha dejado de ser una maldición, todavía hay dificultades para proteger tus límites personales de los parientes cercanos.

Todavía es fuerte la tradición en nuestro país, que prescribe una fusión rígida entre padres e hijos de cualquier edad. Si esta situación no le conviene y aún desea vivir su vida, y no a instancias de su suegra, debe separarse. Geográficamente, emocionalmente, psicológicamente.

La psicología del conflicto entre parientes lo divide en ciertas etapas y observa su repetición cíclica. Sin embargo, si haces un cierto esfuerzo, puedes salir de este círculo vicioso.

Un caso difícil si un hombre resulta ser un infantil emocional y pone a su madre primero en todo. Tales hombres no se pueden rehacer, es inútil. Y solo el divorcio puede liberar a la nuera de la influencia venenosa de la suegra.

Si un hombre es adecuado y separado, puede ser un amortiguador protector entre su madre y su esposa. Idealmente, la suegra misma está separada de su hijo adulto, hace lo suyo y respeta los límites personales de la próxima generación.

Existe la opinión tradicional de que a la suegra no le gustan las nueras . Esto es cierto, pero no al cien por cien. También hay suegra adecuada y comprensiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: